martes, 21 de septiembre de 2010

EL POTO ASUSTADO Y LA TIA HIPPIE

El voto joven decide el resultado de las elecciones y el candidato/a que haya logrado colocarse lo mas al centro posible y que sea una cara nueva son tres premisas que deben tenerse en cuenta para ganar una elección al menos en el Perú, lo de la "cara nueva" ya lo saben hasta los analistas extranjeros que estudian las elecciones peruanas.

Esto indudablemente lo ha logrado Susana Villarán, primero encandiló al público joven A/B (18-25 años) con la confesión del "tronchito" que le invitó Mirko Lauer en el cine San Isidro. (mas "nice" imposible, ¡o sea manyas, es como que... alucinaaaa!).

El A/B marcan las modas y tendencias en el resto de la juventud "aspiracional", todos los expertos en mercadeo (marketing que le llaman) apuntan sus campañas para posicionar nuevos productos, en el caso de licores y cigarrillos siempre arrancan por la discotecas de "Eisha" y Larcomar, continúan por "chorreo" en las discotecas del cono norte hasta lograr posicionar sus productos en el resto de la juventud "aspiracional" que en buen cristiano significa que copian las modas y usos de lo que ellos consideran "gentita nice" o gente de la "witch" o mas facilito, la moda de los "pitucos".

El jefe de la campaña en ese sector joven A/B es indudablemente Jaime Bayly, el arquetipo del pituco a seguir.
Blanco, con apellido anglosajón, "jodido" (bromista), guapo, carismático, irreverente (ex fumón y expulsado de la "Cato", agnóstico, bisexual, flojo), pelo largo (estilo hippie) pero, lo mas importante: ¡con plata!. Rodeado de gente bonita, ciudadano del mundo y misericorde con los mas humildes (caso Tongo).
Esa, sea real o no, es la imagen que tiene Jaime Bayly para la juventud.
Por invitación de un amigo "tuitero" tuve la oportunidad de asistir a uno de sus programas en vivo, la cola para entrar al canal 2 parecia la de una discoteca de "Eisha", lleno de pituquitos de la de Lima, Cato, Pacífico, etc ansiosos y llenos de emoción, como si fueran a ver a Lady Gaga o a los Jonas Brothers, fanatismo total. A mi nadie me la ha contado, eso lo vi en persona.

Posicionarse al centro no le costó mucho trabajo a Susana, ya que su credibilidad es alta por ser una "cara nueva" para la mayoría de la juventud, para quienes la expresión "izquierda" no quiere decir nada, es la tía "buena gente", encima tiene apellido de avenida pituca y ella es una pituca rebelde "misia", una especie de Johana San Miguel que raja del "Villa" con el plus que tiene una imagen de acercamiento con los pobres.

Mientras tanto Lourdes hizo todo lo posible por ponerse a la derecha mas extrema con su discurso anti aborto y homofóbico (casi una vocera de la Iglesia Católica y de Cipriani) y su falta de reflejos que le impidieron reaccionar ante el caso Cataño y la defensa a Castañeda (eso de llevar a su hijito como regidor es mas que evidente), rodeada de los "empresarios tiburones" que están haciendo lobbys por adelantado, que solo recorre arenales y pueblos jóvenes en tiempos de campaña y en su vida habitual y laboral circula por los estudios de abogados de la "high society"y encima defiende a un acusado de narcotráfico, y que pertenece a un partido tradicionalmente de derecha, con el plus del apoyo de "Alditus" y Correo. Mas a la ultra derecha, ¡imposible!.

Es necesario la irrupción de una centro derecha mas progresista, que se sacuda de los dogmas decimononicos, que vea los cambios sociales que ocurren en el resto de mundo, principalmente Europa, que esta marcando el camino a seguir, no se puede ser liberal solamente en el aspecto económico y ser conservador en el aspecto social, eso es ser inconsecuente, desgraciadamente, Lourdes encarna la inconsecuencia en estas elecciones.
El "métanse la alcaldía al poto" es una confesión sincera e inconciente que yo interpreto como un ¿que mierda quiere la gente que diga o haga para darme su voto?

El A/B de 18 a 25 años universitario terminó (como en las campañas publicitarias) contagiando al resto de los jóvenes de barrio y ellos a los mayores, cansados de los políticos tradicionales desgastados.

Las propuestas terminaron en el tacho de basura, nadie sabe que soluciones ofrecen para Lima, lo que si sabe la gente que es lo que va a hacer o no va a hacer.

Los que atacan a Lourdes dicen que va a continuar con los "negociados" de Castañeda, beneficiando a los grandes empresarios.

Los que atacan a Susana dicen que va a paralizar las obras de modernización de Lima y que solo se va a dedicar a regalar cosas a los pobres y comprarlos como lo hizo Fujimori en los 90.

No se cual sea el rating de los debates de los candidatos, sospecho que mas bajos que la sintonía de Habla El Belmont, perdón El Pueblo, las grandes mayorias no votan por propuestas sino por moda, por simpatías, vota con el corazón, con el hígado o por miedo, nunca por la razón.
No creo que el debate final entre Lourdes y Susana cambie mucho las encuestas. Total, quien gane siempre tiene la opción de hacer el programa del perdedor o hacer lo que le dé la gana o no hacer nada, asi de fácil.

EL IMPERIO CONTRA ATACA

No me sorprendería que en Abril del 2011 Jaime Bayly nos diga: "Susana Villarán nos engañó a todos, llenó la Municipalidad de rojos, paralizó la modernización de Lima, bajó los arbitrios demagógicamente, ahora no hay plata para pagar mas serenos, la delincuencia aumentó y apoya todas las marchas de protesta de todos los grupos extremistas y violentistas, entonces la solución es votar por Keiko para que ponga orden en el país, como lo hizo su papá en los 90, cuando el país se iba al carajo". (discurso copiado de lo dice el Partido Popular del actual gobierno del PSOE en España, ante la crisis económica que Rodríguez Zapatero no ha podido solucionar)

Polarización nuevamente entre el desorden y el caos y el orden y principio de autoridad.

¡El Perú avanza!

Lima, Setiembre de 2010

EL OBSERVADOR

jueves, 10 de junio de 2010

Conociendo el Metropolitano

Tenia que sacarme el clavo y me fui a pasear por el dichoso "Metropolitano", me pareció raro el que no hubiera un tipo vociferando la ruta (los tristemente celebres cobradores) ni una radio a todo volumen con la cumbia respectiva, hasta la gente viaja con un ánimo mas civilizado, respeta los asientos reservados y observa las indicaciones, lo único es que aún tienen la costumbre de viajar pegados a la puerta (por siaca no te vayas a pasar de paradero).

video

domingo, 7 de marzo de 2010

LA TETA MOLESTA

Si esta noche "La Teta Asustada" gana el Oscar a la mejor película en idioma extranjero, sospecho que hará feliz a la mayoría de los peruanos, pero no a todos.



Supongo que muchos cineastas y productores peruanos se estará preguntando ¿por qué La Teta sí y mi película no?, si la mía es mas bacán, la mía tiene gente bonita con apellidos regios y lindos paisajes, habla de cosas que le importan a la gente normal, como por ejemplo cómo vive la clase alta limeña, presenta escenarios como "Eisha", La Molina, Miraflores casas de diseñador, ropa bonita, hablan "en verdad, como la gentina, manyas".



Pensará, este cineasta-productor peruano que en esa Academia de las Artes y las Ciencias del Cine deben estar locos o idiotas para nominar a una película de cholos feos que en el Perú nadie ha querido ver y que los que la han visto, no les ha gustado, porque no tiene efectos especiales, ni persecuciones emocionantes, ni siquiera una peleita al estilo "Matrix", nada de nada, sólo una historia ridícula y triste, que a nadie le interesa.



Reflexionará, este cineasta-productor esta noche mientras ve a Claudia Llosa y Magaly Solier sentadas en el Teatro Kodac: "Si yo que realizo los comerciales mas caros de las empresas "Top" del Perú, si yo que soy un líder de opinión y recomiendo qué películas son buenas y cuales no y todos me creen, si yo que tengo miles de "followers" en el Twitter y en el Facebook, ¿cómo es que yo estoy sentado aquí frente a mi televisor viendo como esa Magaly y esta tal Claudia ahí sentada al lado de las grandes estrellas de Hollywood?"



Se preguntará este cineasta-productor nacional: ¿Si a mí, que todos en el Perú me dicen que soy el mejor, que cuando me entrevistan solo tienen sonrisas y halagos, si a mí que cada vez que voy a Wong la gente me saluda, se saca fotos conmigo, si a mí, que me sobran las invitaciones a todas las fiestas mas fashion de Lima y los lanzamientos de las empresas mas importantes? ¿Por qué?. ¿Por qué, ¿Por qué?.



Quizás la genialidad para obtener un reconocimiento mundial no pase por los lugares comunes, no pase por contar historias "personales" tuyas o la de tus amigos y conocidos, no pase por escribir o producir una película (o libro) que le guste a tus amigos y conocidos (que están en televisión, radio, periódicos, etc.) y que luego al resto le va a gustar porque a la "gentita" le gusta y se desviven en halagos, quizás la genialidad de esos que logran el reconocimiento mundial esté en contar historias originales, historias que no se le han ocurrido a nadie, histórias que no solo les gusten a tus amigos y conocidos, historias que pueden estar en frente de uno y no las ves, historias que pueden ser la de tu servicio doméstico, la del guachimán que cuida tu casa, la del chico que te sirve un risotto en ese restaurant al que siempre vas, historias que pueden estar en esas combis que obstruyen el paso de tu carro con aire acondicionado, historias que pueden estar en el personal de limpieza que asea tu oficina cuando tu duermes, historias que pueden estar en ese chico que te trae la gaseosa y el sandwich a media mañana cuando te mueres de hambre y del que no sabes ni cómo se llama, ni donde vive, ni cuanto se demora en llegar hasta San Isidro, donde tiene la dicha de trabajar para ti, historias sin apellido, pero con mucho color en la piel y sin embargo es invisible a tus ojos.

El Observador.

Lima, 07 de Marzo de 2010

lunes, 30 de noviembre de 2009

Los Caníbales de "El Comercio"

Este comercial en cualquier sociedad civilizada, mínimo sería pasible de una multa.
En paises en donde es mas clara la legislación anti discriminación la sación quizás seria hasta cárcel para los responsables.
Aqui no pasará nada, el responsable silbará mirando al techo y de pedir disculpas, nada de nada. Pero, ¿quién le pone el cascabel al gato?, quién se va a meter con el poder de "el decano".
Gracias al internet uno puede leer los diarios de otras partes del mundo y darse cuenta que la mentalidad de algunos peruanos aun está en el virreynato.
Aunque ya lo retiraron de You tube, pude bajarlo a tiempo.
Saque Ud. sus propias conclusiones.


video


LAS DISCULPAS DEL "EL COMERCIO"


Asi como "El Comercio" se ha disculpado (lo que nunca imaginé que ocurriera), con mucha satisfacción la publico, al margen de las consideraciones del diario.

Creo que es un pequeño triunfo de los twitters (tuiteros) peruanos que hicimos sentir nuestra protesta desde el domingo 29 por la noche en que estupefactos y ofendidos espectamos el tristemente célebre comercial en el "prime time" del canal 4.

Una participación especial tuvo nuestra twitter-star @claudiacisneros y 90 segundos el noticiero de Frecuencia Latina, quienes difundieron valientemente en la televisión esta denuncia (no sé si otro canal lo hizo)

Aqui reproducimos las disculpas de "El Comercio" via web



miércoles, 21 de octubre de 2009

Madre Nuestra que estas en los cielos... dádnos la libertad de elegir

A propósito del debate en los medios de comunicación sobre el aborto, creo que a pesar que el Congreso no aprobará la despenalización del aborto (terapeútico y/o eugenésico) y que hemos visto tristemente que en todos los canales de televisión han opinado curas y sacerdotes sobre un tema de salud pùblica, en donde deberían opinar médicos y abogados, no todo ha sido arar en el desierto.

Creo que el logro mas importante ha sido que se haya debatido, pues precisamente el hecho de discutir sobre los dogmas de cualquier tipo hace que pierdan su carácter de "dogmáticos" y se conviertan en discutibles y sin son discutibles ya no son dogmas.

Se está avanzando, muy lento ciertamente en un país tan conservador como el nuestro, pero al final de cuentas es un avance.

A continuación un video que encontré en la red, sobre otra de las tantas luchas en las que tenemos que incidir por un estado laico, de verdad.


video

martes, 18 de agosto de 2009

España: Llegó la hora de laicismo. Una discusión a mil años luz de que ocurra en el Perú

Esta noticia aparecerá en "El Comercio" de Lima en el año 2,089

JUAN G. BEDOYA 18/08/2009
De "El Pais" de España

¿Por fin la culminación de la transición religiosa? ¿Una vía hacia el modelo laicista francés? ¿O es sólo un cambio para que todo siga igual? Las declaraciones del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, sobre la inminente reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa han disparado las especulaciones. Algunos temen que se desate una nueva guerra de los crucifijos, e incluso que peligre la paz religiosa. Otros dicen que ya es hora para esa reforma. Y muchos recelan. Han colmado sus decepciones en los últimos años y creen que el Gobierno carece de coraje para llegar al fondo en la proclamada aconfesionalidad constitucional del Estado español.

Las disputas sobre la masiva presencia de símbolos católicos en los colegios públicos son la historia de nunca acabar. En realidad, encubren un debate más amplio: el de la confesionalidad encubierta del Estado español, muy visible en ocasiones. En muchos aspectos, el férreo nacionalcatolicismo franquista sigue vigente, pese a lo acordado por la Constitución de 1978. Ocurre cuando el presidente del Gobierno y los ministros toman posesión de sus cargos ante un vistoso crucifijo, o cuando asisten a ceremonias católicas que son calificadas oficialmente "de Estado"; también cuando el Gobierno socialista acuerda con la Conferencia Episcopal un nuevo y más generoso sistema de financiación pública para el culto y el clero católicos, marginando al resto de las confesiones, que cuentan ya con varios millones de fieles en España.

La mera proposición de la reforma le parece a la jerarquía del catolicismo "un acto de prepotencia", un paso más en lo que el arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián, llama "el laicismo intransigente". Sebastián, uno de los grandes cerebros del episcopado español, sostiene que "los partidos y asociaciones de izquierdas piensan que lo público tiene que ser laico".
Sería decepcionante que el debate previo de tan importante reforma se centrase en una supuesta guerra de crucifijos. Además, no sería la primera. Ya hubo una, muy airada, en 1977, cuando el presidente de las nuevas Cortes, el católico Antonio Hernández Gil, retiró el crucifijo de su despacho oficial. El general Franco, cruzado nacionalcatólico, había muerto hacía dos años. También surgió una gran trifulca cuando el director de Radio Nacional en 1982, Eduardo Sotillos, suprimió el rezo del ángelus al mediodía, y eso que mantuvo una sintonía de campanas y la siguiente locución: "Con las campanadas del mediodía, Radio Nacional recuerda a sus oyentes católicos que es la hora del ángelus".

Parecería que por las cuestiones que afectan a la relación entre un Estado laico y las creencias de sus ciudadanos no hayan pasado los años. En la execración episcopal contra toda reforma que equipare derechos y deberes de las religiones impera la vieja proclama del Catecismo Patriótico Español, de lectura obligatoria durante décadas en las escuelas públicas y privadas. Para argumentar por qué España había llegado a ser "Una y Grande", reproducía casi al pie de la letra el famoso texto de Menéndez Pelayo sobre la "unidad de creencia" como partera de la España que fue una vez "luz de Trento y espada de Roma".

"Cristofobia" o "anticlericalismo rancio" son calificativos que se escuchan en las filas eclesiásticas ante el anuncio del ministro Caamaño sobre la supresión de símbolos religiosos en los espacios públicos. El cardenal Antonio María Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal, es contundente: "Si la reforma implica que los católicos no pudieran jurar sus cargos ante un crucifijo, no sería aceptable. El crucifijo pertenece a la historia y a la cultura de España. Siempre hay minorías que se ofenden por todo, pero la presencia del crucifijo es masiva en todos los pueblos, así que o se destruye España para quitarlos, o cierran los ojos".

Es también la opinión del jurista y político catalán Jorge Trías Segnier. Afirma, con esta cita de Unamuno: "La presencia del crucifijo en las escuelas no ofende a ningún sentimiento ni aun al de los racionalistas y ateos; y el quitarlo ofende al sentimiento popular hasta el de los que carecen de creencias confesionales". Según Trías, este pensamiento del autor de La agonía del cristianismo resume el sentimiento de la mayoría de los españoles. "No me parece un buen inicio para comenzar a discutir las bases de la nueva ley y tratar de llegar a un acuerdo entre el Estado y las confesiones comenzar con esa iniciativa agresiva e innecesaria. Me sorprende en un ministro dialogante como parece que es Francisco Caamaño. España es un estado aconfesional pero no laicista. Según el artículo 16 de la CE debe existir una especial cooperación con la Iglesia católica y con las demás confesiones, según sean las creencias mayoritarias de la sociedad española. Eso es lo que dice la Constitución. Pretender otra cosa es inventarse una interpretación que no está en la ley. Me cuesta entender qué es lo que pretende el Gobierno con la retirada de los símbolos cristianos. La modernidad no comienza con la revolución francesa. La modernidad, es decir, los principios de igualdad, libertad y caridad o amor o fraternidad, son principios evangélicos que sintetizan la tradición bíblica de la Torá", añade.

Antonio Monclús, catedrático de Didáctica y Organización Escolar, también acude a una cita de gran autoridad para sustentar su criterio. Se refiere a Fernando de los Ríos, ministro de Instrucción Pública en la II República. Escribió en 1931: "El Estado, ni por su naturaleza jurídica, ni por su finalidad, ni por el postulado que hemos admitido en España, la libertad de cultos, puede ni debe hacer otra cosa que declarar su carácter aconfesional. El Estado solicita del hombre acciones con que ir tejiendo la conducta de la comunidad; pero el Estado no puede solicitar del hombre ni emociones, ni sentimientos, ni creencias, y es, sin embargo, en el reino de la emoción, del sentimiento y de la creencia donde viven la fe y la confesión. Por eso, ante el dintel de la fe, de la creencia, de la emoción, del sentimiento, el Estado no es que puede, es que debe mantenerse alejado y neutral; es decir, el Estado tiene que ser aconfesional".

Antonio Monclús sostiene que "la presencia de crucifijos o símbolos religiosos en las escuelas es una consecuencia directa del nacionalcatolicismo que constituyó la esencia del régimen franquista". Ello implica una serie de dimensiones. "En primer lugar, es una falta de respeto a la igualdad de oportunidades en lo que se refiere a la libertad de expresión, en este caso, de ideas religiosas o no religiosas. En segundo lugar, transmite el abuso de una posición dominante, en este caso la herencia del sistema de privilegios de la iglesia católica en la educación en España. En tercer lugar, no puede eludir el recuerdo de una victoria bélica, que fue el origen del estado franquista surgido tras la derrota en 1939 del gobierno republicano, legítimamente constituido", dice.

Tolerancia o libertad

"El debate sobre los símbolos religiosos en los edificios públicos sólo se ha planteado en etapas democráticas, en que el Estado ha intentado que las instituciones respeten la libertad religiosa". Es la tesis de Mónica Moreno Seco, profesora de Historia Contemporánea en la Universidad de Alicante. En realidad, el único antecedente es la Segunda República (1931-1936). El Estado se definía como laico y sin religión oficial (artículo 3 de la Constitución). El debate se centró fundamentalmente en la enseñanza, que debía ser laica y obligación del Estado (art. 48).
Como desarrollo constitucional, una de las primeras medidas fue la supresión de símbolos religiosos en los centros educativos públicos, por medio de la Circular de la Dirección General de Primera Enseñanza de enero de 1932: "La Escuela, en lo sucesivo, se inhibirá de los problemas religiosos. La Escuela es de todos y aspira a ser para todos", decía.
La respuesta de la Iglesia y los sectores conservadores fue intransigente. Pese a las manifestaciones de protesta, en mayor o menor medida la orden se aplicó, así como la voluntariedad, primero, y después la supresión, de la asignatura de Religión. También se procedió a secularizar cuarteles, prisiones, hospitales y centros de beneficencia públicos, en donde el personal religioso desapareció (capellanes castrenses, por ejemplo), o fue sustituido por profesionales.

La implantación de la dictadura franquista (1939-1975) supuso un regreso a la confesionalidad del Estado, con omnipresencia de símbolos religiosos en los edificios públicos. En 1967, las Cortes franquistas se vieron obligadas a aprobar la Ley de Libertad Religiosa, por la decisión del Concilio Vaticano II de introducir la libertad religiosa con la declaración conciliar Dignitatis humanae.
El episcopado y las autoridades franquistas opinaron que la declaración conciliar no era incompatible con la confesionalidad del Estado y la unidad católica del país. Esta ley, no obstante, no pasó de refrendar una tímida tolerancia religiosa (era necesaria una autorización oficial para abrir templos o realizar manifestaciones religiosas fuera de los mismos), y mantuvo la confesionalidad del Estado, por lo que no se cuestionó la presencia de los símbolos religiosos en espacios estatales.

Durante la transición a la democracia (1975-1982), el debate sobre la cuestión religiosa de nuevo fue un asunto polémico. La Constitución de 1978 declara al Estado español como no confesional, pero incorpora una mención especial a la presencia de la Iglesia católica en la sociedad española. El Acuerdo con la Santa Sede de enero de 1979 sobre la enseñanza y asuntos culturales no hace alusión a los símbolos religiosos en las estancias públicas, y tampoco otro sobre las Fuerzas Armadas, también de enero de 1979, pese a que contempla la existencia de capellanes castrenses en los cuarteles